Home / Actualidad / Desmontando las palabras vacías de los vendedores de humo

Desmontando las palabras vacías de los vendedores de humo

Si observamos los diferentes discursos que circulan en nuestro contexto, nos llama la atención un discurso centrado en La inflación de palabras y ausencia de hechos. Más centrado en beneficiar a unos pocos a costa de abusar de los derechos de la mayoría. Es el discurso que corresponde a los vendedores de humo.

Perfil de los vendedores de humo

La ambigüedad de sus frases permite que tengan efectos sobre la audiencia, hacen creer a los demás que ese individuo está diciendo algo acertado.
Usan frases y expresiones obvias, de tal manera que logran arrancar de su auditorio un acuerdo poco profundo y muy superficial, –estos manipuladores dejan que los públicos a los que se dirigen entiendan lo que estos quieren entender y llenar con sus expectativas el discurso vacío. Saben que hay un primer impulso en juzgar más que en pensar, les intentan confundir con sus palabras vacias-.
Hacen afirmaciones logrando que todo el mundo asienta. Los falsos manipuladores saben sacar buena tajada de ese falso consenso.

El influjo de este tipo de frases humo tiene un nombre en Psicología: Efecto Forer. Bertram Forer realizó un experimento para cuantificar el influjo de este tipo de lenguaje vacuo.

El efecto de expresiones vacuas de los vendedores de humo:

1.- En primer lugar intentan lograr que el discurso sea bastante vago y ambiguo de forma que no sea refutable. Si leemos un determinado panfleto, lleno de palabras y difícil de leer, que llega a nuestros correos, comprobaremos que dicen como si pareciera que van a decir algo importante, pero no concretan. Para ellos se paran en lo superfluo, no en lo importante.
2.- Apoyan su discurso listando características positivas (Se atribuyen logros que no han logrado por si mismos,  que lo demuestren con pruebas. Dicen, “gracias a nosotros tenéis”: medicinas gratis -el reglamento de prestaciones sociales de 2005 se firmó por las 4 secciones sindicales con mayoría de UGT-, trienios para temporales y fijos -clicar aquí para demostrar que se consiguió por el EBEP- , funcionarización,-ver aclaración- reglamentos…) Nos quieren vender humo.
3.-Las frases humo están diseñadas para despertar sentimientos (impactan emocionalmente) Acusan a sus oponentes, de manera que les quieren quitar los méritos logrados después de años de luchas.
4.- Los actores principales de las frases humo, intentan ser percibidos como experto o autoridad en alguna materia. (Aquí podemos poner cara a algunos de ellos).

¿Cómo defenderse de los vendedores de humo?

A veces los seres humanos decimos una cosa, y hacemos otra. Nuestras opiniones no corresponden con nuestras acciones.
El problema no es nuestra incoherencia, sino la forma de averiguar nuestra auténtica catadura moral.
Es más fácil amar a la humanidad que al vecino de al lado.
Las auténticas intenciones de los vendedores de humo, es sacar beneficio personal e inmediato, beneficiar a alguien a costa de los demás. No trabajan de manera entregada y sacrificada, entregando tiempo y dedicación desinteresada por el avance de la mayoría. Sino centrados en estructuras del ego.
Si queremos quitarle la careta a un vendedor de humo sólo hay una manera, obligarle que abandone la ambigüedad, y preguntarle cómo ha actuado en casos concretos.
A quienes nos diga: “Lo material no es importante en mi vida” preguntémosle que nos enumere las posesiones que ha regalado en su vida a personas que lo necesitaban.
La única forma de desenmascarar a los vendedores de humo es interrogarles para que por fin, digan algo.

Comments

comments

Sobre Pedro Torres

Secretario General de la Sección Sindical de UGT y Miembro de la Junta de Personal de la Diputación de Jaén. Educador social del CSSC de Santisteban del Puerto.

Comentar