Home / Reforma Local / Servicios sociales: los grandes afectados de la reforma local

Servicios sociales: los grandes afectados de la reforma local

Los Servicios sociales comunitarios de la Diputación de Jaén, un sistema de protección social, de apenas 30 años, corren el riesgo de “paralizar su desarrollo” con la nueva Reforma de la Administración local.

Gestos que son considerados como un modelo a imitar,y que la sensibilidad de esta corporación provincial presidida por Paco Reyes,  donde el Área de Igualdad y Bienestar Social está bajo la responsabilidad política de Adoración Quesada Bravo, con una experiencia constatada en diversas instituciones y en temas de Bienestar social, lo demuestran y han demostrado con gestos e implicaciones concretas.

Incrementar en 2013 la Ayuda a Domicilio para personas dependientes en 4,5 millones de euros, hasta alcanzar los 33,5 millones de euros, por lo que aumenta en un 15,85 por ciento. Un servicio inherente ya al Estado de Bienestar Social, que suponen en estos momentos más de 2.300 empleos en 91 de los 97 municipios de la provincia. Con la reforma local tiene un futuro incierto.

Hemos de tener en cuenta, que Comunidades enteras como Madrid y Valencia, no destinan un sólo euro a este servicio de ayuda a domicilio, por lo que es inexistente, siendo sustituido por residencias privadas donde la ratio profesionales/usuarios, no tiene nada que ver con el de nuestras residencias y centros asistenciales. Es decir las personas mayores o discapacitadas que precisan un servicio de ayuda a domicilio, que permite no sufran desarraigo de su contexto social y de su entorno de apoyo, con la reforma de la administración local, en Andalucía y por ende en la provincia de Jaén están en riesgo de perder este servicio, al considerar que sus competencias han de ser de la Junta de Andalucía.

Y aquí hay que considerar que desde la Comunidad autónoma este año hay 8 millones de euros menos para los servicios sociales comunitarios de la provincia de Jaén. Todo porque el Estado apenas cubre el 33% que estaba obligado a cubrir, cuando desde el Plan concertado, el Estado ponía el 33%, Comunidad Autónoma otro 33% y administración local, otro 33%.

118 (Custom)

En este momento, hay algo más de 256 millones de euros menos, por la omisión del Gobierno de Rajoy, y que la Comunidad Autónoma Andaluza, no puede poner.

Se presenta un panorama donde la nueva reforma de la administración local ha preparado el terreno para privatizar distintos servicios. Y en los servicios sociales de Andalucía, la ayuda a domicilio lo tiene mal. En Comunidades Autónomas como en Madrid o en Valencia, prefieren privatizar plazas en residencias privadas, el modelo de aislamiento social y dependencia del usuario del sistema, se agrava. En Andalucía nunca se nos ocurriría aislar a todas las personas mayores usuarias de la ayuda a domicilio en residencias privadas.

Proyectos pioneros como el Plan Provincial de Bienestar social, que nunca terminó de ver la luz, y en el que una de mla máxima, era visibilizar los centros de servicios sociales comunitarios, son ya un hito del pasado, con esta reforma local, que abocará a los centros de servicios sociales a ofertar apenas servicios sobresaturados de gestión, en vez de servicios de desarrollo de la comunidad.

Centros como los CAI, -Centros de atención infantil temprana-, que tanto apoyo han dado a menores necesitados de estimulación, y a familias de la comarca; tienen toda la pinta de ser privatizados desde la perspectiva de esta reforma. El CAI de Linares, servicio encuadrado en el Área de Igualdad y Bienestar social de la Diputación de Jaén, está previsto para más de 60 usuarios, con profesionales experimentados y especializados en su materia, tiene una perspectiva poco viable como servicio público.

Por otro lado, profesionales como Psicólogos/as, existentes en los Centros de Servicios sociales comunitarios, están siendo provistos por el programa de Equipos de Tratamiento Familiar, que anualmente y cada 2 de Noviembre, hasta ahora, van renovando sus contratos con apoyo y financiación de la Consejería de Bienestar social. La figura de este profesional, en los CSSC de Diputación, tiene un soporte estupendo con este programa. Soporte que tiene el riesgo de desaparecer, salvo que las familias lo paguen de sus propios recursos, ya de por si muy limitados. Este aspecto ya de por si, supondría un atraso en la prestación de servicios desde los equipos multidisciplinares formados con Trabajadores sociales y educadores. Siempre soñaremos con un mañana en que cada uno de nuestros 14 CSSC puedan tener de manera estable, la figura del Psicólogo/a.

A todo ello hay que considerar que las categorías profesionales de las Direcciones de los CSSC, no están suficientemente valoradas. Hacen de todo. Son los que dan la cara, día a día desde el Area de Igualdad y Bienestar social en las comarcas, en la coordinación de recursos humanos, materiales, metodológicos y de cualquier tipo, en territorios como el municipio rural jienense, muy castigado por la falta de empleo.

Quizás en este tiempo, los Alcaldes y Alcaldesas, descubran el valor insustituible en tiempos de crisis económica y de recursos en general de los profesionales de los servicios sociales comunitarios. Con la nueva reforma local, estas figuras corren el riesgo de sufrir una sobrecarga de tareas profesionales, al igual que Trabajadores sociales, Educadores y Auxiliares administrativos/as. Y no quiero pensar en los que coordinan todo ello desde los servicios centrales.

Desde aquí desde estas páginas no podemos menos que reflexionar que todos estos profesionales son los que amortiguan el estres social de buena parte de una población necesitada y carente de recursos. Profesionales que viven desde hace tiempo en ocasiones, situaciones de penosidad y peligrosidad, cuando otros profesionales perciben pluses en sus sueldos por ello.

Otro día reflexionaremos sobre la situación de los Centros Comarcales de Drogodependencias, tanto su situación real como futura.

ssss7 (Custom)

Comments

comments

Sobre Pedro Torres

Secretario General de la Sección Sindical de UGT y Miembro de la Junta de Personal de la Diputación de Jaén. Educador social del CSSC de Santisteban del Puerto.